El pianista

Todavía pienso en ese exitoso pianista que se iba a tomar un año sabático para simplemente pensar en como debía seguir tocando. Para experimentar, para aventurarse, también para dejarse caer en el silencio. Sus amigos, que lo admiraban, le decía que era una locura posponer o cancelar sus conciertos pero el pianista, hasta donde supe, se mantuvo inflexible. La terrible noción que lo autentico está siempre muy cerca del apartarse de la norma, del no hacer, de huir del ajetreo diario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s