Modernos

El escritor contemporáneo ya no siente seguridad alguna en las cosas que escribe a menos que éstas salgan publicadas. Si se quedan en el cajón, o en una carpeta del escritorio, considera que todo el esfuerzo empleado no ha sido más que una penosa perdida de tiempo. Creen en el “publicar o morir” a cualquier precio, que su nombre en la tapa de un libro es la legitimación definitiva, cuando en realidad ningún esfuerzo puede legitimar a un alma temblorosa que continuamente teme al vacío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s