Libertad

En un infierno de determinaciones externas e internas cuyo origen la mayor parte del tiempo no reconocemos no queda otra que admitir que la libertad es exigua o nula. Sin embargo, si el individuo se quiere pensar libre -un momento que sea- digamos en la cerveza después del trabajo, puede que dicha libertad (quizás ficticia) sea de todos modos experimentada (es decir, podemos ser un poco libres si buscamos los espacios donde pretender que lo somos.)

mafalad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s