Primer semestre

Albert Camus: Lo absurdo no libera; ata.

++

El tema de los spoilers acaba por ser una forma de velada censura donde el sentimiento del ofendido se opone a la libre comunicación y expresión de las ideas. Aquel que dice: no tires spoilers te dice también: conten tu emoción hasta el momento que yo pueda experimentar dicha emoción, es decir, contente en pos de mi propia agenda. Recuerdo una vez que una chica me reclamó por un spoiler sobre una serie que dije casi dos semanas después haber sido emitida. Le pregunté como se demoraba tanto en verla y me dijo que ella esperaba el fin de temporada para ver toda la serie de un tirón. Es decir, ¿aquel que quiera expresar algo debe esperar meses, acaso años, hasta que el último potencial espectador haya quedado saciado?

++

Son notables las ultimas líneas de Las correcciones, la parte en que Enid, mujer mayor, piensa que su vida aún puede cambiar para mejor, que todavía algo puede salvarse. ¡Es un gesto tan humano sostener las esperanzas hasta casi el final!: “Y, sin embargo, cuando estaba muerto, cuando le apoyó los labios en la frente y salió con Denise y Gary a la cálida noche de primavera, tuvo la sensación de que nada, ahora, podría matar su esperanza. Tenía setenta y cinco años e iba a introducir unos cuantos cambios en su vida.”

++

Ayer fui a vender mi bicicleta porque casi nunca la uso y sé que ella es apenas parte de un inventario de cosas que tengo abandonadas en el patio. Sin embargo, mi bicicleta es parte de mi paisaje habitual y el poco dinero que me ofrecían hacía aún más innecesaria la venta y cuando R. me pidió un mayor descuento, casi con alivio lo mandé al diablo y, feliz, pude volver con mi bicicleta a casa.

++

Hablo con C. Sus sueños se definen de manera rigurosamente democrática y de acuerdo a las convenciones de su entorno. Dos o tres colegas le han mostrado fotos de sus casas-parcela en La serena, y desde entonces C. sabe que lo que le corresponde desear es una casa-parcela en La serena.

++

Tres sueños robados de la ciencia ficción (y soñados los tres en una sola siesta): soñé que en calle caracoles los árboles crecían gigantescos, lanzaban brotes a la vista, se elevaban monstruosos e inmensos, rumbo a los cielos. Soñé con hombres extraños que usaban trajes y podían volar con equipos en sus mochilas, y con científicos japoneses que intentaban desde el futuro detener a esos hombres. Soñé con pitufos en una casa muy antigua -con duendes en esencia-, y que para no ser detectados por los hombres comían una fruta que los volvía aún más pequeños, casi invisibles.

++

Voy a comprar Milo a la farmacia. En la caja me sale algo así como 3700 pero creo recordar que el etiquetado es más barato. Regreso a la caja con otro ejemplar de Milo con la etiqueta ($3200). El tipo de la farmacia da un respingo, me dice que la gente pone etiquetas falsas en los productos y que no hay nada que hacer. Levanto una ceja ante una explicación tan pobre y entonces el tipo se enfurece, da una palmada, me pide la boleta de vueltas, la hace trizas, rompe también la etiqueta del milo que decía el precio… es decir hace un berrinche completo por tener que devolverme 500 pesos. Antes que yo en la fila, una señora ha pagado 25 mil pesos por unos remedios que posiblemente Salco compra a 1000 o 1500 pesos a su proveedor. Es decir, el ladrón no solamente roba con descaro, sino que se enfurece cuando alguna vez siente que al él le están robando, aún lo más mínimo. La codicia empresarial, en ese sentido, es algo así como la perversión máxima, el mal absoluto. Y ojo, que no digo que el farmacéutico en sí sea un canalla, pero creo firmemente que trabajar por años para esa empresa ha colaborado de forma determinante en la perversión de su ser.

++

Javier Calvo: “No hay que ser escritor para odiar a un escritor. Poca gente hay más odiable que los escritores.”

++

Final de la Copa América: Hoy es el final. Hoy es la batalla. Pero nunca nada realmente se acaba. Habrán otros días, otras victorias, otras derrotas, el juego continúa. Y sin embargo, en estas horas uno puede sentir como el tiempo realmente se detiene, flota en el aire, es pura expectativa; no sabemos lo que va a pasar, tememos la derrota, ansiamos la victoria, el tiempo se ha congelado por la emoción, avanzamos a tientas por la oscuridad, esperanzados y aterrados, al mismo tiempo.

++

E. M. Forster: “La ficción es más verdadera que la historia, porque va más allá de los hechos”

++

Me complica terriblemente cuando alguien me pregunta: ¿de qué se trata este libro? como si un libro de narrativa fuese en verdad una tesis disfrazada y se abocara a un objeto especifico. Tampoco sé si el que pregunta quiere genuinamente leer el libro o simplemente con el resumen que pide, busca darse por satisfecho y ahorrarse así el trabajo de leerlo. Pienso que lo mejor es tomar la postura de Fitzgerald que cuanto le hacían la pregunta fatídica, hablaba por horas, dictando una especie de tesis doctoral al respecto. Así, al menos, se salvaba de qué alguna vez le volviesen a preguntar.

++

Raúl Ruiz: “Aquí todo el mundo está convencido de que los chilenos son intercambiables porque son iguales. Y los chilenos no somos iguales: somos parecidos. Hace dos días estaba buscando metáforas, imágenes, para definir la sensación que me produce Chile ahora. Por ejemplo, un amigo me contaba que, una vez, en una fiesta, quería sacar a bailar a una niña que le gustaba, pero tenía un poco de miedo. Y cuando la fue a sacar, en la mitad del camino se desvió y sacó a bailar a la hermana, que no le gustaba, y como ya estaba en eso, se le declaró y siguió adelante. Y otra imagen, ya más apocalíptica, me vino mirando El Jardín de las Delicias de Hyeronimus Bosch, un cuadro donde el hijo pródigo está representado por alguien a quien literalmente lo hicieron huevo de pato. El hijo pródigo tiene patas de pato, el huevo está quebrado y hay una escalera que sube hacia el huevo, por la cual va trepando un hombre desnudo atravesado por una lanza o una flecha, y dentro del huevo hay una taberna, un bar, donde la gente está tomando cerveza. Después tú te enteras de que esa taberna, en la tradición flamenca, es el lugar donde los condenados al infierno pasan a tomarse la última cerveza, y al pensar en eso, me dije: “Eso es Chile. Ésta es la taberna donde pasamos antes de irnos al infierno de una vez por todas.”

++

Gaddis: “el odio es un concepto más fácil de expresar que el amor”

++

Como finalmente la actividad literaria o artística no está legitimada en Chile, es decir, es vista como una actividad extravagante, inútil, enloquecida, que no da plata; entonces, aquel que quiere abocarse a dichas actividades gasta una gran cantidad de tiempo y energía para establecer una plataforma mental que legitime su actividad: tiene que saberse el Walden de Thoreau casi de memoria, revisar continuamente La utilidad de lo inútil de Nuccio Ordine, consolarse en los Diarios de Kafka por el maltrato que él también recibía por ser un artista, etc. Así por años demorarse simplemente en el ejercicio de afianzarse en lo que es, antes de siquiera poder empezar.

++

Esa parte de El maestro de San Petersburgo donde Dostoievski se sienta en el escritorio de su hijo todas las mañanas y se queda inmóvil ahí, sin hacer nada por horas, simplemente para no perder el hábito de escribir.

++

La escena en que Hanna se derrumba ante un sorpresivo amante, un doctor que ha conocido en la cafetería, y cuya vida lujosa la abruma y la hacen renegar del mundo desordenado y salvaje de la juventud, donde hasta entonces ha vivido: “ Quiero ser feliz. Por supuesto que sí. Todo el mundo quiere ser feliz. Sí, pero yo pensaba que no. Hace mucho tiempo, hice la promesa de que iba a vivir experiencias, de todo tipo, para poder contárselas a otra gente y quizás salvarles, pero se ha vuelto agotador… Intentar vivir todas las experiencias para todo el mundo, sin dejar que nadie me diga nada. Y entonces llegué aquí…”

++

Dato friki: el tenista suizo Stan Wrawrinka, reciente ganador de Roland Garros tiene tatuado en el brazo la conocida frase de Beckett: “Lo intentaste. Fracasaste. No importa. Sigue intentándolo. Fracasa otra vez. Fracasa mejor”.

++

Hace dos días que volvimos a San Pedro pero seguimos sin desempacar. Las maletas tienen todo el desorden en la pieza chica, pero nada, no queremos deshacernos de los últimos atisbos de nuestro viaje.

++

Me tocó en Santiago escuchar varias conversaciones donde rondaba el problema de como vivir y donde, especulaciones y proyectos aparte, se nota que nadie tenía la menor idea como hacer exactamente las cosas. Yo tampoco tengo idea. Pero el hipsterismo, el conspiracionismo, la corruptela, el consumismo histérico y el aweonamiento generalizado le susurran al individuo que la vida que lleva no es la correcta y entonces entra a jugar esa oscura noción que la vida está en otra parte, o como dicen los ingleses, que el pasto del vecino siempre es más verde.

++

Esa idea que siempre falta algo. Un libro, una cosa, un lugar, una persona. Creer que hay modos de colmar el vacío, como si éste no fuese indestructible y no estuviera siempre al acecho.

++

John Banville: “Lamentablemente, los seres humanos no cambian. Siempre hemos sido los mismos. Basta recordar que para los griegos la pedofilia era algo absolutamente normal. La vida es muy complicada, y yo sería el último en condenar a nadie. Tengo muy claro lo ruin y débil que puedo ser, y sé que sería capaz de hacer cualquier cosa si las circunstancias lo requirieran. Ninguno de nosotros es inocente.”

++

Uno quiere ser culto y va al Teatro Municipal a comprar entradas para El lago de los cisnes y nada, se agotaron hace casi un mes. Y entonces uno debe ser bestia y largarse al cine a ver Mad Max.

++

Soñé que iba con unos amigos a la casa de Francisco Ovando en La reina. En el jardín tenía su escritorio desde donde escribía una novela llena de arcaísmos y neologismos. Nos leía unos párrafos y quedábamos confundidos, no sabíamos muy bien si la novela venía del pasado o del futuro.

++

En una librería en Argentina. De inmediato notó un elemento sorprendente: la librería está llena, no solo de gente comprando libros de autoayuda o infantiles, como pasa en Chile, sino que vi chicas comprando a Banville, Ford, Nothomb. La existencia de lectores de literatura era algo que yo creía extinto, pero no. Para los argentinos, al menos, aún hay esperanza.

++

Santiago. La crispación creciente. Un tipo se sube a la micro con un parlante y se pone a bramar cumbias.

++

El rostro, entre aterrado y confundido, de Giuseppe Briganti un chico que se creyó a pie juntillas la historia de Fast & furious: que se puede ser un Dominic Torreto que escapa a toda máquina de la policía, o si se es atrapado, la policía en vez de enviarte a la cárcel, te ofrecerá un trato donde perdonan tus crímenes si te encargas de una mafia rusa o china. Que puedes tomar la ley con tus propias manos, y por cinco o seis segundos, como el propio Torreto dice, “ser libre”. Supongo que en la saga no se explica que ese instante de suprema libertad se debe después equilibrar con 10 ó 20 años preso, y no en una prisión del primer mundo precisamente. Esa parte nadie se la explicó a Briganti, y de ahí su cara, completamente confundida ante la falta de un final feliz para su aventura. Pero no hay que signarlo solo a él, pues todos, en mayor o menor medida, hace rato que estamos prisioneros de las ficciones que la tv o el cine nos vomitan de forma incesante. Somos menos nosotros mismos que representaciones fantasmales de los héroes de dichas ficciones. Somos sombras confundidas, oscuridad creciente.

++

Pese a que viví un montón de años en Antofagasta, cada vez que vuelvo de visita me entra la compulsión por sacarle el rollo a la ciudad. No logro entenderla del todo, siento que algo siempre se me escapa: ciudad minera, ciudad abismo, destinada a un insospechado mestizaje, urbe contaminada, viciosa, enloquecida, donde todos, hagan lo que hagan, lo hacen finalmente porque quieren hacerse ricos, donde todo es un medio para llegar al dinero, etc. Sin embargo, tengo un montón de amigos en antofa, gente buena e inteligente y condenar a la ciudad, a priori, implicaría también hablar mal de su gente. Antofa se salva y se pierde al mismo tiempo, es extraño. Como un anciano frenético que vive activamente sus últimos días de cara a lo inevitable.

++

Me encuentro con un poeta en Antofagasta, me pregunta para donde voy. Cuando le digo que a la biblioteca se da media vuelta y se aleja mientras me advierte:”allí no hay nada”

++

Walter Benjamin: “el transcurso histórico tal como se presenta bajo el concepto de catástrofe, realmente no debería retener la atención del pensador más que el caleidoscopio en la mano de un niño a quien en cada vuelta se le derrumba todo lo ordenado con un nuevo orden. La imagen tiene su justificada razón. Los conceptos de los que detentan el poder han sido en todo el tiempo los espejos gracias a los cuales ha llegado a establecerse la imagen de un orden. Hay que hacer añicos el caleidoscopio.”

++

Con el fin de la ética y bajo el imperio del individualismo descarnado, donde cada uno vela por sus propios intereses y se pierde en su sed de alcanzar o mantener el poder, habría que sintetizar diciendo: “si te gusta Game of Thrones, entonces te encantará el futuro”.

++

No puedo acordarme cual era ese escritor que escribía a un ritmo de unas 8 paginas diarias, que en poco más de un mes y medio tenía lista una novela de unas 300 paginas y que apenas terminaba una novela, ponía otra hoja en blanco en la maquina de escribir y empezaba de inmediato otra.

++

Fitzgerald: “Evidentemente toda vida es un proceso de demolición”

++

Viaje al estadio. Partido Cobreloa – Colo Colo. Hombres que se han pasado la vida jugando al fútbol y así y todo, no lo hacen lo suficientemente bien. ¿Cómo se sentirán al final del día? ¿Se encogerán de hombros y dirán “después de todo igual me pagan”? ¿O se mantendrán inquietos en sus lechos por las noches soñando con más, con mucho más?

++

“He viajado muy lejos. Todo lo que he hecho es volver a casa.”

++

Benjamín: “¿Para qué valen los bienes de la educación si no nos une a ellos la experiencia? Y a dónde conduce simularla o solaparla es algo que la espantosa malla híbrida de estilos y cosmovisiones en el siglo pasado nos ha mostrado con tanta claridad que debemos tener por honroso confesar nuestra pobreza. Sí, confesémoslo: la pobreza de nuestra experiencia no es sólo pobre en experiencias privadas, sino en las de la humanidad en general. Se trata de una especie de nueva barbarie.”

++

T. C. Boyle: “Vivimos en una cultura desordenada, una cultura de la información en la que incluso nuestras computadoras no pueden decirnos lo que vale la pena conocer y lo que no es más que basura cultural. En una sociedad así, no tenemos la experiencia del espacio contemplativo, del tiempo o las ganas para conectar con un libro de poesía o incluso leer una novela. ¿Quién puede alcanzar el estado consciente-inconsciente de lector cuando todo es estimulación, todo es movimiento e información?”

++

“Ilse Stradford, tarotista de sueños, vivía en medio del bosque de Harlock, en una cabaña muy retirada y adonde rara vez llegaba algún cliente. La primera tarea de Ilse por las mañanas era buscar agua en el río y darle comida a sus perros Jax y Gondry. Ilse barría las hojas caídas y se ocupaba de su huerto. Por las tardes iba a pescar acompañada de sus perros. Se acostaba temprano pero le costaba conciliar el sueño, atenta a los pasos de cualquier viajero que pudiera aproximarse por el puente de madera, en busca de sus servicios. ”

++

Hay cosas que la mayor parte de la gente nunca entiende y que yo entendí muy rápido, pero hay otras cosas que la mayoría de la gente entiende con rapidez y que yo tardé años en comprender.

++

Buscamos la diferencia, demarcar el espacio, decirle al otro de alguna forma: tú y yo no somos iguales. Ayer pensé en eso, que acaso el creciente rechazo a la literatura por parte de las masas se debe a que la literatura unifica, tiende a mostrar que a pesar de las diferencias hay una forma común, un espíritu, lo que los antiguos llamaban el germen de lo humano; una verdad de la cual ahora renegamos poseídos por el sueño de la diferenciación.

++

Gaddis:”ya es demasiado tarde para hacer las cosas que nunca quise hacer.”

++

Esas tres frases tradicionales, llenas de violencia y que sirven acaso como soporte estructural del sistema: “no tiene donde caerse muerto”, “se va a morir de hambre” y “me saco la chucha trabajando”.

++

“Los libros han arruinado mi vida”.

++

Los rituales. No hay forma de no perderse en ellos. Porque es demasiado trabajoso armar un día distinto, día tras día; y se cae inevitablemente en la rutina, y a partir de ahí lo único que nos queda es escoger de cuales rituales vamos a ser participes y cuales dejaremos de lado.

++

El problema de usar el notebook con una mano porque con la otra hay que estar haciéndole cariño al conejo.

++

Miyazaki: “Esa noción de que la meta en la vida es ser feliz, que tu propia felicidad es la meta. Simplemente no lo creo. Porque… ¿qué piensas? ¿Crees que tu meta es hacerte feliz a ti mismo? ¿Eso es lo que ha logrado la democracia de posguerra?”

++

Rara vez hago comentarios que supongan una cierta postura de superioridad moral, pero a propósito del próximo estreno de Fast & the Furious 7, de la progresiva bestialización de nuestras sociedades, cabe recordar que dicho fenómeno ya fue anticipado por Bradbury en Fahrenheit 451 cuando vio con perfecta claridad el mundo de los rápidos y furiosos tomándose las calles bajo la obsesión del desplazamiento físico que reemplaza al desaparecido viaje interior de la lectura, el sentido en un mundo que es puro realismo y frivolidad, y donde la única manera de viajar, de apartarte un poco de tu yo, es moverte físicamente de un lugar a otro.

++

Me llega por mail el contrato de la editorial. Leo espantado que solo me pagaran el 15% de las ganancias del libro, lo que encuentro poquísimo. se lo cuento a un amigo -que es nieto de Juan Emar- y me dice que efectivamente a Emar también le pagaban el 15% de las ganancias de sus libros, y después de muerto, durante un tiempo a él le llegaba su parte como heredero de Juan Emar, algo así como treinta lucas cada seis meses. Entonces pienso: si le sirvió a Emar creo que puede servirme a mí…

++

Es imperativo establecer una línea de pensamiento para indagar y dudar de nuestro entorno, una cierta corriente donde poder deslizarnos críticamente y así, tener realmente la opción de avanzar y no ser simplemente arrastrado por la voluntad de las potencias.

++

Voy a la ferretería y allí hay una tele dando SQP. sigo en la verdulería y lo mismo. Acabo en la botillería y alcanzó a pescar la parte final de la nota de Paulina Nin que no paga su arriendo o algo por el estilo, pero peor aún, constato brevemente lo obsesionados que estamos como país con hacer leña del árbol caído, que básicamente nos encontramos en un estado de celos incesantes y que la alegría de ver al otro irse para abajo nos desborda y acaba por ser el único jardín donde encontramos una pizca de sentido.

++

Anoche estuve hasta tarde trabajando en la novela. Después me acosté y soñé que seguía escribiendo.

++

Mimi-Rose Howard, la joven genio de Girls, la artista visual que parece vivir sin preconceptos de nada, que se preocupa por sentir con atención cada momento, y que intenta realmente interesarse por los otros en un continuó ejercicio de empatia…

++

Un vuelco en el caso del pueblo Antofagastino que no protesta por la contaminación por metales pesados: pensar que su gesto implica conformidad, es decir, que ellos aceptan morir de forma anticipada, entendiendo que parte de los beneficios económicos que obtienen gracias a la minería trae aparejado inevitablemente este “contratiempo”. En ese caso, habría que envidiar lo bien plantado que está su ser, en línea con el corazón mismo de los acontecimientos.

++

Pablo Torche: “el Caso Dávalos refleja bien el país que hemos construido, y la moral (perdón por usar esta palabra, pero es la más adecuada para el caso) que nos gobierna. En cierta forma, todos somos Dávalos en nuestra sociedad hipercapitalista, guiados exclusivamente por nuestros intereses privados, por el deseo insaciable de tener más –sacralizado bajo la lógica que ampara a la codicia individual como única motivación posible del ser humano– y sin importar a qué costo.”

++

Le pega el palo al gato Soublette cuando dice: “desde cabro chico que vengo escuchando que la vida es un problema, no un don. Eso le hace mal a una persona, porque si asumes que la vida no es más que un problema y que básicamente es económico, te matan el alma.”

++

Todos conocemos a esos personajes insoportables que vienen a nosotros para lanzarnos a la cara lo maravillosa que es su vida, que no les interesa un pito lo que tengamos que decirles pero que, en cambio, necesitan ser escuchados: porque si bien su individualismo los empuja a negar el mundo en beneficio de su yo, ese mismo yo necesita ser reafirmado (y encontrar su sentido) en la atención del otro, de aquel que justamente es parte de ese mundo que ellos, en su estupidez, tanto insisten en negar.

++

“dramáticamente inerte” … el término critico para explicar que hay buenos personajes pero como que en la historia no pasa mucho.

++

R. Steiner: un placer al cual nos abandonamos devorará nuestra existencia desde el momento en que nos entregamos a él.

++

Leo una de esas noticias de pacos metiendo presos a músicos callejeros, una infamia típica de ellos, y me acuerdo del detective de Vicio Propio, Big Foot, que odiaba a los hippies con toda su alma y que a lo largo de la película devela que el origen de esa animadversión es el terror que le produce la idea que haya hombres que puedan vivir al margen de la sociedad, en alegres comunidades, gozando de las drogas y el amor libre, ajenos por completo al imperio de la ley. Algo parecido debe pasar con los pacos, que fanáticos de la formalidad y el silencio, no soportan la idea de un juglar callejero vaya por ahí en un ir y venir sin destino, libre. en efecto, los pacos aborrecen lo que ellos jamás podrán ser, y dicha imposibilidad secretamente los frustra; ellos lo saben, o al menos, su inconsciente lo sabe.

++

El descalabro de la fantasía: la protagonista de Plegarias nocturnas se hunde en el robo, el chantaje y la prostitución con la idea de juntar suficiente dinero para enviar a su hermano -un tímido estudiante de filosofía- a Europa, a estudiar cine y pueda entonces convertirse en un realizador famoso. La chica, recién en sus veinte, destruye su vida en pos de ese delirio, o más bien, es gracias a ese delirio que puede destruir su vida sin remordimientos.

++

Esa sensibilidad, esa atmósfera que trae a cuestas el lector empedernido, aquel que ha pasado años sumido entre libros, un aire levemente distraído, como si estuviera pensando en otra cosa, perdido en el recuerdo de cientos o miles de libros.

++

Variaciones de la fuga: todos quieren salir a emborracharse, todos quieren ir al cine o leer un buen libro, todos quieren viajar, ojala, lo más lejos posible. de alguna u otra forma practicar el arte de la fuga y no tener que verse las caras con el aquí y ahora.

++

El calefont se echó a perder. La primera vez que llamo al gasfiter, me dice que el problema es que justo ese día hay muy poca presión de agua, y entonces aunque él ya arregló el problema puede que el calefont siga con algunos desperfectos. La segunda vez que lo llamo, me dice que ahora sí que el calefont está ok, pero el problema del encendido puede que radique en la poca presión del balón de gas. Más que un gásfiter parece un puto pitoniso buscando las razones de la adversidad en el vuelo de las aves o en el curso de los astros. Es totalmente innecesario agregar que el calefont sigue malo…

++

Europeos que alaban el clima seco de san Pedro, que dicen: como no se transpira tanto no es necesario bañarse tan seguido.

++

Chuang Tzu: Lo único que no debemos hacer es entrometernos con el corazón de los hombres. El hombre es como una fuente; si la tocas, se enturbia; si pretendes inmovilizarla, su chorro será más alto… Un caballo salvaje que nadie doma: eso es el hombre. El primer entrometido fue el Emperador Amarillo, que enseñó la virtud y la benevolencia. Los sabios Yao y Shun trabajaron para el emperador hasta perder los pelos de las canillas, se rompieron el alma con incesantes actos de bondad y justicia; se exprimieron los sesos para redactar innumerables proclamas y leyes. Nada de esto mejoró a la gente.[…] De ahí en adelante, el satisfecho desconfió del descontento, y a la inversa. El inteligente menospreció al tonto, y a la inversa; los charlatanes y los hombres honrados intercambiaron injurias y amenazas. La decadencia se hizo universal […] Todo tuvo que ser cortado y aserrado conforme a un modelo fijo, dividido donde la línea de tinta lo señalaba, triturado a golpe de cincel y martillo, hasta que el mundo entero se convirtió en incontables fragmentos. Caos y confusión ¡Y todo esto sucedió por inmiscuirnos en el alma de los hombres!
++

William Gibson: “Fully imagined futures were the luxury of another day…. For us, things can change so abruptly, so violently, so profoundly…. We have no future because our present is too volatile.”

++

Vonnegut: “nos llevó tanto tiempo comprender que el objeto de una vida humana, quienquiera que sea que la controle, es amar al que está cerca para ser amado”.

++

Cuando querían hablar de la realidad, se ponían a hablar de literatura…

++

La noción que uno accede al contrato social, es decir, a trabajar, a pagar impuestos e hipotecas, a ser un buen ciudadano, a votar, etc para, a cambio, acceder a una cierta paz y cordura, la mínima necesaria para poder sobrevivir. Descubrir, al poco andar, que la violencia estructural, la irrupción del caos, el festival del odio, y el ansía desmedida de poder de unos pocos echa por tierra esa noción originaria, que nos deja a merced de la furia de los elementos, que nos aclara que siempre estaremos en peligro, y que habría que mudarse a Alaska o un lugar por el estilo para librarse de las fauces sangrantes de la Modernidad o a estas alturas, la Hipermodernidad.

++

Para escribir una novela uno se puede demorar un año, mejor dos, quizás tres, puede que hasta cuatro o cinco años. Kafka escribió La Condena en una sola noche, aunque ese es un relato (y Kafka era Kafka) y conozco autores que pueden escribir una novela en dos o tres meses. Quizás Aira pueda escribir una novela en 24 horas, no sería tan raro, pero a lo que voy es a la desnaturalización de una actividad a través de la mezquindad del tiempo. ¿De cuando que andamos tan apurados? ¿Para qué? Esos créditos de películas que ahora pasan volando en el cable, desesperados los canales por empezar nuevas películas o, más probable, por meter más comerciales, esa aceleración que al final es pura perdida de sentido, que es vértigo por la pura arrogancia del vértigo, un gesto de desintegración en esencia.

++

¿Cómo podemos resistirnos a la negatividad de nuestra época? ¿Hasta que punto nuestro pesimismo es “objetividad” o es en verdad una subjetividad disfrazada, que ve en todas partes enemigos, fracasos u obstáculos?

++

Zizek: ” La lección de Forest Gump es: ¡no intente entender, obedezca, y usted tendrá éxito! (Gump termina como un famoso millonario.) Su chica que se empeña en adquirir un tipo de “cartografía cognoscitiva” de la situación social, se castiga simbólicamente por su sed de conocimiento: al final de la película, ella se muere de SIDA. Forrest Gump revela el secreto de la ideología (el hecho de que su funcionando exitoso involucre la estupidez de los sujetos) de una manera tan abierta que, en circunstancias históricas diferentes, tendría efectos indudablemente subversivos; hoy, sin embargo, en la era de cinismo, la ideología puede permitirse el lujo de revelar el secreto de su funcionar (su idiotez constitutiva, que la ideología tradicional pre-cínica tenía que guardar confidencialmente) sin afectar su eficacia en lo más mínimo.”

++

Roberto Arlt.: “Otros creen que con el Poder serán dichosos. Y cuando les llega el poder, la sensibilidad para gustarlo se les hizo pedazos entre todas las bellaquerías que ejecutaron para conseguir el poder.”

++

Zizek: “Long ago Friedrich Nietzsche perceived how Western civilisation was moving in the direction of the Last Man, an apathetic creature with no great passion or commitment. Unable to dream, tired of life, he takes no risks, seeking only comfort and security, an expression of tolerance with one another: “A little poison now and then: that makes for pleasant dreams. And much poison at the end, for a pleasant death. They have their little pleasures for the day, and their little pleasures for the night, but they have a regard for health. ‘We have discovered happiness,’ – say the Last Men, and they blink.”

++

Esa escena de Capote en que tras una lectura multitudinaria, Capote se va de farra con sus colegas, y aparece un hombre común, un ciudadano de a pie que quiere felicitar al escritor, decirle cuan importantes han sido sus palabras para él esa noche; y lo encuentra borracho y contando chistes obscenos. La desazón en el rostro de aquel hombre es la desazón del mundo ante la frivolidad de sus artistas.

++

Periodista: ¿No le dan ganas de escribir sobre algún otro tema para no unirse a la manada?
Houellebecq: No, parte de mi trabajo es hablar sobre aquello de lo que todo el mundo habla, objetivamente. Pertenezco a mi propia época.

++

Cuando uno se siente cansado con la pega siempre es bueno releer el párrafo inicial de la nota del traductor de la Fenomenología: “Respondiendo a un apremiante requerimiento del Fondo de Cultura Económica, he afrontado la ARDUA y PENOSA tarea de ofrecer al lector de habla española una versión directa y completa de la Fenomenología del espíritu de C. W. F. Hegel.”

++

“Érase una vez, hace mucho tiempo, un viejo monje vivía en un monasterio ortodoxo. Su nombre era Pamve. Y una vez el plantó un árbol estéril en una ladera como esta. Después le dijo a su joven pupilo, un monje llamado loann Kolov, que debería regar el árbol cada día hasta que regresara a la vida. Pon unas rocas allí, ¿no? En fin, temprano cada mañana loann llenaba una cubeta con agua y salía. Él subía la montaña y regaba el árbol marchitado y en la tarde cuando la oscuridad había caído regresaba al monasterio. Él hizo esto por 3 años.
Y un día, el subió la montaña y vio que todo el árbol estaba cubierto de retoños. Digan lo que digan, un método, un sistema, tiene sus virtudes. Tú sabes, a veces me digo a mi mismo, si cada día, a exactamente la misma hora, uno fuera a realizar el mismo acto, como un ritual, sin cambio, sistemático, cada día al mismo tiempo, el mundo cambiaría. Sí, algo cambiaría. Debería de hacerlo.”

++

Para todos mis amigos que están pasando la larga vigilia a la espera del Fondart, les quiero recordar hoy las palabras del presidente Snow en Hunger Games: “Miss Everdeen: son las cosas que más amamos, las que nos destruyen”.

++

Zizek: “En una exposición de arte en Moscú, hay un cuadro que muestra a Nadeshka Krupskaya, la esposa de Lenin, en la cama con un joven miembro del Konsomol. El título del cuadro es “Lenin en Varsovia”. Un visitante perplejo pregunta a un guía: “Pero ¿dónde está Lenin?” El guía contesta calmada y dignamente: “Lenin está en Varsovia.”

++

Converso con un viejo italiano que se pasa todo el día en su pieza de hotel. Le pregunto que sentido tiene viajar desde tan lejos para pasar encerrado. Me responde algo así como que viaja para que en la casa no lo webeen diciéndole que no sale nunca.

++

Ese jodido latazo discursivo del chileno que te habla y habla, sin esperar respuesta alguna, apenas que asientas con la cabeza o agregues pequeñas expresiones como: “si”, “muy bien”, “que interesante”… Que trata sus creencias y opiniones como si fueran las putas tablas de los diez mandamientos y ellos fueran Moisés bajando de la montaña, que no necesitan oír nada, pero si ser escuchados, y donde todas sus convicciones, prejuicios y creencias están tan firmemente atados a su psiquis que ya no tienen nada que hacer salvo vomitárselos al prójimo en la cara a la manera de la niña poseída del Exorcista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s