tristeza

Ya me ha pasado un par de veces en San Pedro: ver chicas que yendo en bicicleta se detienen en mitad de la calle, se bajan, se sientan en la vereda y se echan a llorar desconsoladas.   Como si se hubiesen propuesto huir de la tristeza y ésta, implacable, les hubiera dado caza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s