crianza

Hemos sido criados bajo la certeza que nuestras instituciones nos pondrán a salvo de los horrores de la vida.  Que la educación creará un abismo insalvable entre nosotros y las cuitas de la miseria física y espiritual.  Que el matrimonio nos librara de la soledad.  Que las clínicas privadas nos salvaran de la muerte.   Sabemos y no sabemos, al mismo tiempo, estas cosas, o peor aún: sabemos de su falsedad pero preferimos hacernos los locos, seguir creyendo, antes que admitir nuestra terrible fragilidad y la precariedad y la mentira que envuelve a todo lo que nos rodea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s