Marge Simpsons: la mentira eterna

En alguna parte de su biografía se dice que a David Foster Wallace, si bien le encantaban Los Simpsons, era incapaz de ver más de dos episodios seguidos; necesitaba salir a la calle y tomar un poco de aire, después de contemplar el espectáculo de una serie que se burla de todo o casi todo y que a la larga resulta según sus propias palabras “corrosivo para el alma”.

Sigue leyendo

Anuncios

Mientras Agonizo de William Faulkner

Stephen King dice en algún lado que hay cuatro clases de escritores: los malos, los mediocres, los buenos y los geniales. Es bastante tajante en lo absoluto de estas categorías y asegura que un autor malo jamás llegara a convertirse en uno mediocre y que éste ultimo solo a base de un esfuerzo ingente podría llegar a ser alguna vez uno bueno. Más allá, es imposible dice King, ningún autor bueno podrá alguna vez ser genial, el genio nace y no hay nada más que hablar.

Sigue leyendo

Solaris de Stanislaw Lem

“Solo temía a la noche y no sabía como escapar a los sueños”

 Solaris es un viaje doble. Un viaje espacial primero, el de Kris Kelvin a un remoto planeta donde se ha instalado una estación que flota sobre la superficie de un vasto océano. Kelvin espera encontrarse allí a otros igual que él, hombres de ciencia atareados en sus investigaciones, pero en vez de eso descubre que dos de los tripulantes parecen haberse vuelto locos y el tercero se ha suicidado. Mientras Kelvin intenta comprender lo que ha sucedido, hace acto de presencia su mujer, Harley, quien ha muerto hace diez años atrás y es entonces cuando comienza el verdadero viaje.

Sigue leyendo