Los Libros de los Otros de Italo Calvino

Este libro de Italo Calvino está hecho de cartas, más específicamente, las cartas que escribía Calvino a los escritores, primerizos o experimentados, durante los más de treinta años que trabajo de editor de Einaudi, una prestigiosa editorial italiana.

Los Libros de los Otros podría perfectamente llamarse El Libro de los Sueños Traicionados a juzgar por su contenido, en su mayor parte, cartas de rechazo a escritores italianos, ahora completamente desconocidos, entremezclados de vez en cuando con cartas animosas y una que otra de aceptación, pequeños islotes de esperanza dentro de un mar de negatividad y dureza, donde Calvino se despacha comentarios del tipo: “creo que usted debe estudiar profundamente la literatura de nuestro tiempo por los próximos diez años antes de volver a tomar la pluma”.

De todas formas, también está el otro lado de la moneda: Calvino se cartea con grandes escritores como Sciascia, Alberto Moravia y su colega y amiga Natalia Ginszburg. Pero por cada grande que sale a la palestra, cien más caen en la infamia. En ese sentido, Los Libros de los Otros es prodiga en cartas de libros que son rechazados por mil razones: demasiado antiguos, escritura añeja, demasiado densos, demasiado tristes, desestructurados, que apelan a un momento muy específico de la historia reciente, etc. Cierta carta critica al autor que su escritura, si bien tiene interesante tintes faulknerianos se mueve en un contexto tan deprimente que después de leerla uno se quiere tirar al tranvía. “Entenderá que no es posible vender un libro de esa clase, señor” le dice Calvino. En realidad, leyendo los Libros de los otros, rápidamente viene a la mente esa frase de Julian Barnes: en literatura no basta con hacer bien una cosa u otra, sino que es necesario hacer bien varias cosas al mismo tiempo.

Un libro inquietante he de reconocer. Uno acaba de leerlo y piensa de inmediato en la gran cantidad de libros (o manuscritos) que se quedaron para siempre sin posibilidades de publicación, en los sueños rotos de los autores, en el peso de esos libros muertos, iguales a las cartas muertas que atormentaban a Baterbly, millones de libros culpables desde el principio, maldecidos por los dioses, condenados a nunca ver la luz.

Andres Olave

Anuncios

Un pensamiento en “Los Libros de los Otros de Italo Calvino

  1. Pingback: I | Diego Solares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s