La Caída de Hyperion de Dan Simmons

La segunda parte de esa monstruosa y extraordinaria tetralogía de más de 2800 páginas, La caída de Hyperión de Dan Simmons trae devuelta a nuestras vidas, tras casi mil quinientos años de asueto, al cuasi desaparecido género de la épica.

Hay muchas cosas que decir a propósito de La Caída de Hyperión, lo primero es lo sorprendente de la trama: en un futuro distante, donde la humanidad se ha expandido por la Vía Láctea, y donde la guerra con los bárbaros de las zonas fronterizas está a punto de desencadenarse, siete peregrinos viajan al remoto mundo de Hyperion (el símil con el poema de Keats no es casual), para encontrar al Alcaudón o Señor delDolor, una criatura mitológica análoga al Minotauro de Teseo, que extermina sin piedad a los habitantes del planeta y clava a quienes lo consideran un dios a un gigantesco árbol de metal lleno de espinas, el árbol del dolor. Y eso es apenas el comienzo.

La trama, como en la mayoría de los libros de Simmons, se ramifica, avanza, gira sobre si misma, nos atrapa. Solo al final de este segundo tomo acaba por clarificarse el trasfondo de la historia lo cual no quiero contar aquí para no arruinar la lectura.

Con Simmons prontamente a uno le viene a la mente esa arenga del conde de Lautreamont, cuando hablaba de la particular belleza que surgía del encuentro de una maquina de coser y un paraguas. En este caso el milagro se verifica con el encuentro del recientemente resucitado poeta John Keats y una criatura de un fuerte connotación mitológica como el Alcaudón, todo eso bajo un marco de una guerra contra las maquinas lo que le otorga un cierto resabio ciberpunk a la historia.

Una nota técnica: si uno se pregunta que tanto se puede ramificar una historia, lanzar cursos paralelos de acción, diversificar los escenarios y los personajes, pues bien, en la saga de Hyperión se tiene una buena oportunidad de averiguarlo. Encontrar la justa medida de cada cosa puede que sea la clave de la buena literatura. Simmons, ni satura ni se queda corto, da mucho más que el promedio de los escritores, pero sin llegar al punto en que uno queda extenuado debido a la infinitud de las tramas ciegas que nunca se resuelven o solo lo hacen de forma insatisfactoria ( y pienso en los guionistas de Lost cuando digo esto).

En cuanto a la extensión, Simmons escribe largo y tendido, las 1148 paginas del Arco Iris de Gravedad de Thomas Pynchon casi palidecen ante la odisea de cruzar las casi 2800 paginas de la tetralogía. Yo voy recién en la mitad, faltan los tomos 3: Endymión, y el 4: el ascenso de Endymión. Habrá que tomar aire no más y seguir leyendo; aceptar el desafío de extender las fronteras de lo posible, adentrarse en los vastos territorios de la imaginación y del drama del ser humano.

©Andres Olave

Anuncios

Un pensamiento en “La Caída de Hyperion de Dan Simmons

  1. Pingback: Hyperion | TagHall

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s